A pesar de la pandemia que afectó a todo el mundo, hay empresas que consiguieron rápidamente encauzar sus operaciones, y recuperar el ritmo de producción y ventas. Entre las primeras actividades que pudieron retomar su rutina, se encuentran las fábricas de maquinaria agrícola, consideradas esenciales por ser parte de la cadena agroalimentaria. Las fábricas trabajan con estrictos protocolos de sanidad que contemplan todo movimiento desde y hacia las plantas.

Con la cuarentena en plena cosecha, la maquinaria agrícola se acomodó a las demandas de los productores y pudo estar al servicio de la actividad para garantizar su normal desarrollo. Distinto es el mercado externo, jaqueado por el alcance de la pandemia de forma dispar en cada destino. Con el desafío de mantener estos vínculos con los clientes del exterior, y garantizar la provisión de la maquinaria ya adquirida, muchas fábricas pusieron el esfuerzo en este sentido.

Desde 9 de Julio, la fábrica Yomel no sólo recuperó su ritmo exportador de manera regular, sino que apuesta a ampliarlo un 10% y cerrar un mejor balance que en 2019. “Estamos trabajando de manera regular”, señaló Andrea Médica, directora de Yomel.

“La pandemia nos afectó un poco los primeros 30 días de cuarentena, pero al retomar la actividad a comienzos de abril pudimos cumplir con los compromisos que teníamos tomados con anterioridad y al normalizar de a poco el trabajo de producción, utilizando todos los protocolos establecidos, conseguimos afrontar nuevos negocios”, remarcó Médica.

MIRÁ TAMBIÉN:  John Deere presenta una nueva joya que se destaca por su tecnología y potencia

 Habitualmente, la posventa en el exterior la manejan tres o cuatro personas que lógicamente dejaron de viajar al momento que se decretó la cuarentena. Al respecto, Médica agregó: “lo mismo sucede con las ferias en el exterior que están suspendidas momentáneamente. Estamos manteniendo un contacto telefónico y realizando reuniones virtuales para continuar afianzando las relaciones comerciales para sostener las ventas, en la medida de lo posible”. Cabe destacar que Uruguay, Paraguay, Colombia, Chile, Honduras y Guatemala, son algunos de los destinos que la empresa ya ha explorado.

La cartera de maquinaria exportada de Yomel es amplia, teniendo en cuenta que contempla desmalezadoras (chicas y grandes), segadoras de tres puntos, rastrillos, hojas niveladoras, enfardadoras y fertilizadoras. En este último caso, la empresa ha presnetado “IMPALA Truck 25.000”, un equipo autopropulsado para aplicación de fertilizantes granulados y polvos con dosificación por cinta transportadora de goma de 80 cm de ancho, que permite mantener la dosis de aplicación constante independientemente de la velocidad de avance.

Comments are closed.