Vassalli, la fábrica de cosechadoras con 70 años de historia, volvió a dar que hablar en 2020. No sólo resurgió como el ave Fénix sino que logró reconquistar parte de su histórico porcentaje de mercado y avizora un 2021 con mayor producción y ventas.

La empresa está trabajando a toda marcha para las entregas de febrero y marzo, ya que el año lo termina con toda la producción vendida y una gran porción de máquinas para la gruesa reservadas. De allí que las proyecciones de la fábrica para el año entrante sean las de duplicar la producción como base mínima.

“Fue un año que empezó para atrás y que termina con el gigante despierto y caminando. Es un mundo de diferencia, ya que tenemos proyectos nuevos que se están encarando y muchos anuncios en marzo”, dijo Héctor Sendoya, director comercial de Vassalli.

Héctor Sendoya, director comercial de Vassalli.

“Tenemos un producto noble que responde a las necesidades del campo. Además, mostramos vocación de atender a nuestro cliente y llevarle soluciones frente a los desafíos diarios que enfrentan a la hora de cosechar”, agregó Sendoya.

La empresa de cosechadoras, que prepara anuncios en Expoagro, logró todos los objetivos propuestos en 2020 y prevé un buen año para todo el sector, ya que es una realidad que con tanto retraso en la compra de cosechadoras, los precios de los commodities en alza y las expectativas de buena cosecha, la cantidad total de máquinas que se venderán en 2021 será mayor que la actual de más de 800 máquinas.

Comments are closed.