En el marco de la edición número 30 del congreso anual de Aapresid la firma Tainar se presentó en sociedad con una solución innovadora para productores y contratistas que buscan permanecer dentro de la práctica de siembra directa. Se trata de un sistema integrado denominado pre siembra Tainar que combina un brazo portaherramientas accionado de manera neumática desde la cabina del tractor, que le permite ejercer, a una cuchilla álabe de diseño propio patentada, una fuerza de hasta 360 kgs con un copiado del terreno de 230 mm que consigue preparar las condiciones agronómicas óptimas (cama de siembra) para la colocación de la semilla en profundidad uniforme sin rastrojo en el interior del surco, quedando el suelo en proporciones adecuadas de porosidad, lo que facilita una emergencia temporal uniforme que brinda la mayor productividad posible del cultivo.

Tainar propone colocar la semilla en el mejor lugar acondicionando el suelo en la línea de siembra para que la semilla germine en el mejor lugar posible actuando, simultáneamente delante del cuerpo de siembra o anticipadamente a ésta, con el tiempo necesario para lograr el mejor resultado en la preparación del suelo, incluso colocando protectores, acondicionadores, enmiendas, inoculantes y nutrientes, que no puedan ser adicionados en el tratamiento de semilla o colocados en el surco junto a ésta en el momento de la siembra. El sistema PRESIEMBRA TAINAR permite encontrar soluciones operativas y productivas en el ámbito de la siembra directa a los problemas que aparecen como consecuencia de uno o varios factores combinados, como el estado de los suelos, condiciones climáticas y diversos modelos operativos que se dan en el campo agropecuario asociado a la siembra de diferentes cultivos.

En los últimos años, los desarrollos en mecanización agrícola para siembra directa, se concentraron en la mejora de los cuerpos de siembra y en censar correctamente cómo éstos trabajan. Pero hasta el momento, nadie se había enfocado en los problemas propios que cada ambiente le impregna al tren de siembra. El sistema Tainar asegura un correcto copiado del terreno, aún con abundancia de rastrojos, presencia de huellas o condiciones de humedad, solucionando de manera definitiva el corte de rastrojo.

El sistema Tainar, a diferencia de los usos convencionales presentes en el mercado, cuenta con un copiado neumático, cuya carga se regula desde el tractor, lo que permite un copiado uniforme del terreno con una oscilación de hasta 23 centímetros hacia arriba y hasta un 30 por ciento más de presión en las depresiones, que es donde está más compactado el suelo.

MIRÁ TAMBIÉN:  eCommerce Awards Argentina: Agroads, nominada en la categoría"Mejor Pyme de eCommerce"

Solución dentro del sistema

El diseño patentado de la cuchilla hace que la forma influya en su comportamiento a través de la velocidad de rotación relativa al suelo. El grado de remoción de la tierra tras su paso, es significativamente inferior a los sistemas convencionales conocidos hasta hoy en el mercado. En determinadas circunstancias o en ciertas condiciones de campo, ya sean temporales, climáticas, operativas o de cualquier otra índole, que provoquen un estado del terreno tal, que resulte inapropiado para realizar la siembra directa de manera adecuada, predisponen a muchos productores a tomar decisiones de interrumpir el sistema con algún tipo de labranza para resolver la dificultad coyuntural y hacer posible una siembra promisoria.

Con la innovación de Tainar se consigue preparar el suelo en la línea de siembra para que la semilla germine en el mejor lugar posible.

Paradójicamente, algunos de los motivos para abandonar la práctica de siembra directa, son por intensas rotaciones y excesos de cobertura, derivado de cultivos de alto rendimiento que aportan grandes volúmenes de rastrojo al suelo provocando atoramiento en la sembradora, dificultando el corte de los residuos con hundimiento en la línea de siembra, aumentando el daño por frío, favoreciendo enfermedades en raíz, etc. Habitualmente las alternativas que se barajan para resolver dichas situaciones son paliativos para salvar la circunstancia, pero en la mayoría de los casos agravan la situación a largo plazo porque llevan a un estancamiento de la productividad o incluso a un empobrecimiento del suelo en el largo plazo. Sabemos que los diferentes tipos de labranza en mas o en menos acelera la mineralización de la materia orgánica y reduce la cobertura del suelo provocando erosión. Por más que en el corto plazo esta circunstancial labranza parezca beneficiosa, con el tiempo lleva a la degradación del suelo y del ambiente productivo.

Las sembradoras en su mayoría contemplan en su configuración cuchillas de corte con escasa articulación para el copiado de las irregularidades del terreno, que actúan bajo la carga incremental del resorte en la medida que se comprime hasta quedar bloqueado con discos de corte planos u ondulados de variados modelos, que producen diferentes resultados de remoción al preparar la línea de siembra.

Cuando las condiciones del terreno a sembrar son óptimas la acción de la cuchilla es suficiente para que la semilla sea bien colocada por el cuerpo sembrador, pero si por el contrario y como sucede en muchos casos, el lote a sembrar presenta condiciones que lo tornan difícil, ya sea por su irregularidad en el contenido de humedad, huellas de labores anteriores, desuniformidad en la cobertura de rastrojo, topografía accidentada, presencia de obstáculos o textura cambiante, etc. hace que dicha tarea se torne dificultosa con resultado incierto en el logro del cultivo, agravado con pronóstico del tiempo desfavorable.

MIRÁ TAMBIÉN:  Cuáles son las principales características del nuevo carro forrajero que presenta Richiger

Prepara la cama de siembra

En siembra directa, la cama de siembra como tal no existe, en todo caso existe el lote de siembra en las condiciones que se encuentre luego del último cultivo y sin labranza previa con todo lo que esto significa al momento de entrar la sembradora, por tal motivo en muchas veces el terreno esta en condiciones “no óptima” para la siembra de modo tal que de ser realizada con el equipamiento habitual disponible en las sembradoras, el resultado más común es una deficiente calidad de siembra que arrojan como resultado un cultivo “desparejo” desde la emergencia hasta el final de su ciclo fenológico (desuniformidad temporal) con pérdida significativa de rendimiento y que en algunos casos son muy importantes.

Ante este problema proponemos una solución posible dentro del sistema de siembra directa que permite acondicionar el suelo en una banda de suficiente en ancho y profundidad para que al momento de la siembra la semilla encuentre el mejor lugar de germinación.

La acción desplegada por el sistema Tainar mediante la combinación de la cuchilla alabeada y la carga neumática para regular la profundidad del corte y remoción, consigue preparar el suelo en la línea de siembra para que la semilla germine en el mejor lugar posible pudiendo hacerlo simultáneamente delante del cuerpo de siembra o anticipadamente a ésta.

Acerca de Tainar

Empresa formada con capacidades y experiencia de personas comprometidas con la evolución de la Siembra Directa en Argentina. Se trata de una sociedad que lideran el ingeniero Jorge Romagnoli (unos de los pioneros en siembra directa en Argentina) y Victor Hugo Baro (fabricante de sembradoras de amplia trayectoria en el rubro). La firma tiene base operativa en Oncativo, Córdoba.

Deja un comentario