Suarez Puente SRL, es una empresa inmobiliaria dedicada a la venta de Campos –Estancias en las provincias de La Pampa, Sur de San Luis, de Córdoba y oeste de Buenos Aires, con sede en la ciudad de Santa Rosa, La Pampa. Cuenta con trayectoria en el rubro, atención personalizada, permanencia en el sector y supo ocupar un lugar de privilegio convirtiéndose en referencia en la comercialización de campos en la zona.

El Socio gerente de la firma, Gustavo Puente, que tiene a cargo el área de venta de campos, se refirió a la actualidad del mercado inmobiliario rural: “no es ajeno a la realidad económica, política y a los efectos que causa la pandemia; sigue cauto, pero no paralizado”

Después de un primer semestre de 2020, con una fuerte devaluación del peso, el desdoblamiento cambiario con distintos tipos dólares, sumado a la pandemia, se registró una incertidumbre total respecto al valor de los campos. “Es normal que un vendedor se resigne a bajar el valor de su campo y que un inversor trate de hacer valer sus dólares, con lo cual se generó una brecha entre ambas puntas que paralizo el mercado”, explicó.

En el segundo semestre de 2020 la actividad inmobiliaria rural comenzó lentamente a moverse y se realizaron algunas operaciones con quitas en los valores, que dependían de las características productivas de los campos, menores quitas en los campos agrícolas y una caída mayor de valores en campos ganaderos entre un 20 a 25 %. En ese sentido, Puente afirmó: “hoy podemos decir que los campos pampeanos encontraron un valor de referencia”.

Modalidades del negocio

El aumento del precio de los cereales y del novillo, sumado a la estabilidad del dólar, hizo que los valores de los campos ganaderos a valor producto sufrieran una importante baja. En efecto, hoy se necesitan muchos menos kilos para comprar una hectárea, en algunos casos un 30 % menos. “Hoy campos de una receptividad de 6,5 has/vaca, al sur de General Acha, se han vendido en 165 kilos de ternero por hectárea y en zonas del sur de Lihuel Calel /La Reforma se han hecho operaciones en campos de 14 has/vaca, 55 kilos de ternero por hectáreas, en todos los casos con una entrega del 35/40 % entre el boleto – escritura y saldo a valor novillo en plazos de hasta cuatro años”, detalló.

MIRÁ TAMBIÉN:  Pese a todo, el mercado inmobiliario rural atraviesa un buen momento

Y amplío: “si hoy hablamos que en un alquiler ganadero para cría se paga entre 55 y 60 kilos por vaca y por años y comprar un campo ganadero de una receptividad de 14 has/vaca, se paga 770 kilos por su compra, con plazo, la relación es muy buena. En la zona del cardenal pampeano un alquiler normal a cinco años representa 55 kilos, el valor de un campo del oeste pampeano”.

La Financiación a valor producto y con plazos largos, la falta de campos en alquiler, la búsqueda de campos ganaderos que siempre se produce en La Pampa, cuando los valores de la agricultura son buenos y el mercado de alquileres esta firme en las zonas agrícolas del norte de La Pampa o en las provincias vecinas de Buenos Aires o Córdoba, ha hecho que el mercado de campos ganaderos pampeanos lentamente se vaya reactivando.

Gustavo Puente analizó la coyuntura y destacó las oportunidades que ofrece el mercado inmobiliario rural.

Mayores consultas y operaciones

El mercado está señalando con el aumento de consultas y algunas operaciones cerradas, que hay inversores que creen que es un buen momento para entrar en el negocio por la caída de los valores de los campos, los buenos valores de las materias primas, la posibilidad de comprar con una buena financiación y productores ganaderos que quieren mantener o retener hacienda que no consiguen alquileres o quieren destinar más hectáreas a agricultura.

Los campos mixtos pampeanos de zonas con suelos con limitaciones de profundidad, con no tan buena aptitud para una agricultura de alto rendimiento, pero en zonas de buen régimen pluvial de entre 650 a 720 milímetros (zonas de Embajador Martini, Colonia Barón o más al sur Alpachiri o Guatrache), son muy buenas alternativas por precios y receptividad para hacer ganadería en La Pampa, campos que también permiten hacer cosecha fina con buenos rendimientos o hacer maíz o sorgo con buenos rendimiento en partes con mayor profundidad del campo. El valor de estos campos es muy competitivo si se compara con campos ganaderos a nivel país y van desde los 1.400 dólares a los 2.800 dólares por hectárea.

MIRÁ TAMBIÉN:  Cuáles son los grandes beneficios que genera la inversión en inmuebles rurales

“En cuanto a los campos agrícolas del norte y este pampeanos, hay muy poca oferta para la venta, tiene un mercado local de compradores cuando sale algo a la venta, con un mercado de alquileres muy firme, un 10 % superior a la campaña anterior. Por ubicación geográfica, distancia a muy buenas zonas agrícolas, clima, carga impositiva menor a provincias vecinas en cuanto a impuestos sobre la tierra, sanidad y adaptabilidad del ganado, los campos pampeanos siguen siendo una muy buena alternativa para producir”, concluyó.

Conclusiones

_ Hoy podemos decir que los campos encontraron su valor, el mercado está marcando valores que él quiere comprar debe adecuarse y el vendedor tiene un valor de referencia.

_ A valor producto novillo o ternero, los campos ganaderos tienen valores que están en los precios históricos, con una importante baja con respecto a los últimos 15 años, con una muy buena financiación.

_ La oferta de campos a la venta es amplia, pero no hay una sobreoferta, la buena renta de los alquileres ganaderos o agrícolas, sumado a la incertidumbre hace que muchos “vendedores” sean muy cautos a la hora de vender.

_ En campos ganaderos la financiación a valor producto es clave, sin financiación es difícil vender campos ganaderos.

_ Los campos ganaderos pampeanos son competitivos en valores, con el resto del país.

_ Mercado de alquileres muy firmes, ganaderos con mucha demanda y poca oferta, campos agrícolas firme con aumento de 1 o 2 quintales de soja por has. La renta de alquileres es buena para el propietario.

_ Precios agrícolas buenos, produce que gente desplace su hacienda hacia campos ganaderos, La Pampa o San Luis son provincias receptoras de esta hacienda, pero las zonas clásicas de cría de ambas provincias encuentran sus campos completos, quedan libres campos de menor receptividad hacia el oeste.

Comments are closed.