En tiempos donde los márgenes son realmente “finos”, las empresas trabajan permanentemente en desarrollos que permitan mejorar la productividad con el menor gasto posible. Desde Fontana SRL, una firma familiar próxima a cumplir 35 años de vida, se plantearon un objetivo concreto que combina inversión, resultados y ahorro. Así surgió la rastra multipropósito que promete revolucionar el mercado, a partir de las funciones y características que presenta.

La Línea “Raptor” cuenta con tres modelos pensados pura y exclusivamente para derrotar a las malezas, pero además están orientados al mejoramiento de los suelos.

“La agricultura va cambiando muy rápido el sistema de producción y la tecnología tiene mucha incidencia en los equipos; en este caso la parte más dura, la de labranza, venía perdiendo mercado en los últimos años, pero recobró protagonismo debido a los grandes incrementos de los insumos dolarizados, porque al productor le sale muchísimo dinero hacer un barbecho o una fumigación antecesora a una siembra”, explicó el gerente comercial de la empresa, Javier Contarse.

Allí se explica el gran secreto de la nueva “joya” que presenta la firma: “la rastra multifunción viene a cubrir ese bache entre la vieja agricultura de laboreo y la nueva agricultura, con el objetivo claro de limpiar la maleza sin romper la estructura que durante tantos años se logró con la siembra directa”.

Sobre ese punto, el gerente comercial comentó que “esa capa de tierra que se mueve permite arrancar la maleza resistente y nivelar los desniveles, por ejemplo, producto del paso de la cosechadora”. De esta manera, “queda preparado el suelo para la siembra”.

MIRÁ TAMBIÉN:  Las tolvas de Akron llegan a Nigeria para lucirse en un mercado que empieza a crecer

Impacto y ventajas

La implementación de un barbecho mecánico, que compita con uno químico, brinda numerosas posibilidades pero principalmente permite “abaratar el costo” al productor. “Hoy tenemos modelos de 5 metros (5000), 6,40 metros (6400) y 8 metros (8000), pero el producto que más se vende y registró gran aceptación en el mercado fue el 6400; al respecto, está debidamente comprobado que en un turno de 10 horas de trabajo se hacen unas 70 hectáreas con ese implemento”, reveló Contarde.

Y remarcó: “en este caso lo único que tendrá como costo el productor es el gasoil y, si comparamos esas mismas hectáreas con pulverización para controlar una maleza, la diferencia es abismal”.

Nuevos desarrollos, más desafíos

A la hora de mencionar los beneficios de la rastra, se destacan el control mecánico de todo tipo de malezas, la incorporación de fertilizantes y la nivelación de suelos.

Pero Fontana va por más y ya trabaja en otros desarrollos para adosar al implemento como un rolo picador para que el productor pueda, en un solo acto, picar e incorporar ese rastrojo pensando en el abaratamiento de los costos. Y, para 2022, se espera la incorporación de la tolva de semillas.

“Así, el productor picaría, incorporaría el rastrojo picado y sembraría cultivos de cobertura, con lo cual nos posicionaríamos con un productor Premium en el mercado”, resaltó Contarde.

Financiación “de luxe

Desarrollos y tecnologías de estas características deben contar inevitablemente con financiación acorde al producto y los tiempos que corren. Desde Fontana ofrecen varias opciones para el productor que decida adquirir los equipos.

MIRÁ TAMBIÉN:  Cómo funciona el robot pensado para prevenir accidentes en los silos

En primer lugar se destaca una línea directa de fábrica, de 0 a 120 días, al mismo precio y sin recargo financiero. Además, rigen convenios con Banco Nación con tasas al 17.5 y 23%, respectivamente, fijas en pesos y a cuatro años. “Se han entregado muchos equipos con estas modalidades y hay financiaciones que van desde el 70 hasta el 100% de cada implemento, de acuerdo al scoring del cliente con su sucursal”.

Otra forma de pago, utilizada con frecuencia, incluye la iniciativa conocida como “Agrocanje”, mediante el cual el productor compra el implemento con su producción.

Javier Contarde, gerente comercial de Fontana.

Crecimiento y visión de futuro

Fontana SRL cumplirá 35 años de vida junto al productor. Desde sus comienzos se ubicó en la pequeña localidad santafesina llamada “Los Laureles”, que se encuentra en el norte provincial.

El crecimiento experimentado con el paso del tiempo motivó a la compañía a trasladar su planta fabril a otro punto estratégico y así fue que, desde hace cinco años, se radicó en el Parque Industrial de Avellaneda.

En el territorio nacional cuenta con una red de concesionarios para cubrir regiones productivas importantes y fortalecer la relación con el cliente. Pero su producción no solo está destinada al mercado interno, sino que también ha ido consolidando su comercio exterior con la concreción de operaciones en países como Bélgica, Italia y Turquía.

“Trabajamos para lograr un producto de calidad y sabemos que nuestro cliente vuelve a comprar sin dudarlo porque contamos con su gran aceptación”, concluyó Fontarde.

Deja un comentario