Case IH incorporó tecnología en el mercado argentino para obtener ahorros de insumos en el trabajo de los tractores Puma.

Se trata de una línea diseñada especialmente para ofrecer un sistema de mecanización agrícola completo y garantizar un gran rendimiento operativo. Desde la compañía aseguran que son la relación perfecta entre peso y potencia, lo que permite un trabajo eficiente y versátil, incluso en condiciones difíciles y en las aplicaciones más pesadas de la plantación o preparación del suelo.

Con el nuevo software APM y el cambio Full Powershift, el tractor tiene un consumo de combustible 14% menor. A su vez, la nueva barra de tracción con mayor robustez permite más capacidad de carga vertical. Otro punto importante de este equipo radica en la posibilidad de trabajar en cualquier momento del día y la noche, ya que cuentan con nuevas luces LED, 6 delanteras y 6 traseras.

Cabe destacar que la marca innovó una vez más con la nueva línea Puma, integrada por los modelos 190, 200, 215 y 230, diferenciados de sus modelos anteriores gracias a su mayor potencia que va desde los 183cv hasta los 234cv, su mayor capacidad de caudal hidráulico con 180 lts/min, el nuevo software de transmisión APM, y por último, su nuevo techo de cabina y luces LED integradas.

Estas nuevas características ofrecen mayor eficiencia en las operaciones, aumentando la productividad y la reducción de costos de mantenimiento.

Comments are closed.