A medida que los equipos ofrecen mayor eficiencia e innovación en el campo, la importancia de la cosecha crece y siempre gracias a la evolución tecnológica que se implementa en la maquinaria agrícola nacional. Las cosechadoras han avanzado en tecnología, seguridad, confort y eficiencia; por eso, las proyecciones de ventas aumentaron en los últimos años.

Pero esa evolución se dio, sustancialmente, porque se escucha al cliente. O al menos eso hace Metalfor, que lanzó la Cosechadora 2635 y, a raíz de la experiencia del usuario, retocó lo solicitado. Por eso tiene un diseño que favorece a la productividad, siendo una máquina mediana de gran porte, con amplia capacidad de trilla, muy bajo costo operativo, excelentes indicadores de consumo, robustez, una calidad de entrega de grano que marca la diferencia y cuenta con una plataforma de 35 pies con Draper. Pero también con un gran confort en el interior para los productores que pasan horas sentados en la máquina.

Valentín De María, productor de Orense, hizo hincapié en la confortable experiencia que se vive al trabajar con la nueva cosechadora Metalfor. “Las comodidades son excelentes. En la cabina tenemos butacas neumáticas, aire acondicionado y radio. Además, es fácil de manejar y tiene calibraciones desde la cabina”. Además de destacar el accionamiento hidráulico, el productor hizo foco en el área de limpieza de 4,55 m2 con zarandón ajustable y zaranda fija. A ello se suma el esparcidor de granza de gran cobertura y toda la agricultura de precisión; monitor de rendimiento; mapeo piloto para que el operario cuente con la información en vivo de su cosecha.

MIRÁ TAMBIÉN:  Yomel le hace frente a la Pandemia y recupera su ritmo exportador

Y esos que describió De María son factores primordiales si se piensa en diseño para la comodidad. José Luis Denari, Diseñador de transportes, detalló que se le dio una firma de luz, que es una característica de los vehículos de alta gama, con luces verticales y dejando de lado las viejas esféricas clásicas de los transportes de larga distancia y del mundo agro, con la intención de mezclar tecnología y robustez. “Pensamos en conceptos de ergonomía, queremos que el trabajador se canse lo menos posible. Buscamos confortabilidad táctil, con revestimiento de cuero y condicionamientos climáticos para las diferentes épocas del año”, detalló el especialista de reconocimiento internacional.

En acción, la cosechadora optimiza rendimientos y, según vive De María día a día, “hay mayor capacidad de trilla, ya sea para limpieza, pérdidas, calidad de granos, etc”. En términos técnicos, la cosechadora MTF 2635 cuenta con una ficha que la vuelve muy atractiva para el productor. Tiene un motor Scania DC 9 72 A con una potencia de 350 a 370 Hp; una tolva de granos de 10.000 litros; transmisión hidrostática 4×2; diferencial de A/B; rotor de trilla 760 mm con una longitud de 3150mm, Agricultura de Precisión con monitor de rendimiento y piloto automático, fácil recambio de cóncavos según el cultivo, piezas cementadas anti desgaste en sin fines, cielos y tapa de norias, piezas de sacrificio en canal de entrada.

MIRÁ TAMBIÉN:  Los plásticos llegaron para quedarse en el agro y Bertotto Boglione lo sabe

En la lista de factores imprescindibles aparece el servicio de post venta personalizado para cada productor. Hay personal equipado en las zonas clave para realizar ventas de máquinas y repuestos, lo que llevó a la firma a seguir invirtiendo. “Siempre que tuvimos algún pequeño inconveniente o la necesidad de un repuesto, Metalfor respondió de inmediato y se movió para satisfacernos”, concluyó Valentín De María.

Comments are closed.