La Cámara Argentina de Inmobiliarias Rurales (CAIR) presentó el “Índice de actividad del mercado inmobiliario rural” correspondiente al mes de mayo, que arrojó un incremento del 25% (21,04) con respecto a abril, período en el que rigió prácticamente en su totalidad el aislamiento preventivo, social y obligatorio. De todas maneras, se registra una caída del 53% en la comparación interanual.

“Este leve repunte en la actividad está sustentado por el incremento de propiedades rurales en venta y de las consultas por oportunidades de negocios, no así en ventas concretadas”, aclararon desde la entidad.

La continuidad de la cuarentena con las restricciones para circular que limitan la recorrida de campos, más el irregular funcionamiento de entidades públicas, traban la operatoria para el inicio y concreción de las escasas operaciones con posibilidad de prosperar.

“Sumado a esto, la performance de la gestión económica y las preocupantes señales políticas sobre la propiedad privada recientes, afectan negativamente una posible recuperación sostenida y tangible de la actividad”, concluyó la entidad.

Cabe destacar Desde que fue declarada la pandemia del COVID-19, la actividad económica del país entró en una suerte de tormenta de arena donde todas las referencias para orientarse se perdieron o se tornaron muy difusas y cambiantes. El mercado de compraventa de campos, que venía ralentizado, no se muestra ajeno a este cuadro y desde CAIR reclamaron “medidas urgentes” para revertir la situación.

MIRÁ TAMBIÉN:  Metalfor colocó un fideicomiso para brindarle a sus clientes más opciones a la hora de comprar equipos

Qué es INCAIR

El “Índice de actividad del mercado inmobiliario rural” (InCAIR) es un índice mensual que refleja la “actividad” del mercado. Se toma como base de referencia máxima 100 puntos, correspondientes al pico de máxima actividad histórica. No refleja precios/valores, solo actividad de mercado. Se comenzó a medir a partir del mes de Noviembre del 2013. (79 meses de vigencia).

Comments are closed.