Se llevó a cabo el noveno encuentro PyMEs de Córdoba. Bajo el lema “Tu oportunidad de aprender a emprender”, la búsqueda del evento fue que “el sector, que es uno de los principales motores de la economía argentina, profundiza en este seminario su capacidad para seguir avanzando desde una perspectiva regional”.

María Rosa Miguel, Vicepresidenta de Metalfor S.A., fue una de las oradoras. “Más allá de la formación académica, soy una convencida de que la vida misma se trata de aprender, desaprender y volver a aprender, más aún en estos tiempos, donde los cambios nos llevan por delante y tenemos que pensar en crecer”, empezó la directiva. La autorreferencia la extrapoló a lo que sucede en materia empresarial y comercial con la compañía que dirige.

En relación a esa búsqueda de ir hacia adelante, Miguel explicó: “Tenemos una trayectoria de 20 años en exportaciones, con más de 20 países a los que hacemos envíos. Además, contamos con una planta en Brasil, donde se terminan de ensamblar algunos productos. Para nosotros, la exportación es clave estratégicamente. Estamos en un proceso en el que buscamos escalar, que dejen de ser negocios individuales”. Y fue contundente con las metas que se aproximan. “Estamos desarrollando negocios en Europa del Este, que se suman a los que ya hacemos aquí, en la región. A mediano plazo, nuestro objetivo es convertirnos en una multilatina; llegar al mercado de la región con toda la gama de productos relacionados al agro. Nuestro foco está en que el mercado es el mundo y, de ahí en más, programar nuestras acciones”, apuntó con seguridad.

MIRÁ TAMBIÉN:  Crucianelli arrancó el año desembarcando en Bulgaria con su sembradora insignia
María Rosa Miguel, Vicepresidenta de Metalfor, fue una de las oradores en el 9° Encuentro PyMES de Córdoba.

Metalfor es una empresa que produce pulverizadoras, fertilizadoras, equipos como tolvas y carros. Pero recientemente dio un cimbronazo con el lanzamiento de su cosechadora.

Al analizar la situación, María Rosa se mostró preocupada, pero también manifestó que cambiar la realidad es un desafío: “Argentina tiene un mercado de alrededor de mil cosechadoras al año y apuntamos a cubrir ese déficit. Hace una década, el 25% de esa fabricación era de industria nacional y hoy ese porcentaje no llega al 1%. Esperamos llegar al 10% en el próximo lustro”.

Este año, Metalfor dejó de ser PyME. “Nos enorgullece el crecimiento, pero dejamos de contar con algunas ventajas: pasamos a sufrir impositivamente, dejamos de ser elegibles por fondos PyME, no podemos acceder a algunas financiaciones… Pero, si bien nos quitan apoyo, no dejamos de sentirnos felices por crecer”, señaló.

La Vicepresidenta de Metalfor concluyó haciendo hincapié en cómo trabajaron tantos años con ProPyme, el programa de apoyo de Techint a las pequeñas y medianas empresas: “Iniciamos con capacitaciones, pero luego fuimos más allá. Obtuvimos asistencia financiera para inversiones y también referida a la consultoría para gestión industrial y de recursos humanos. Además, estamos desarrollando un masterplan para la nueva planta de cosechadoras”.

Deja un comentario