Teniendo plena consciencia que la fertilización resulta clave para mejorar rendimientos y mantener un suelo sano, desde Altina se plantearon el siguiente interrogante: ¿qué hay que tener en cuenta para aprovechar este recurso al máximo?

Los especialistas hacen hincapié en la necesidad de realizar un análisis del suelo previo a las tareas en el lote. Conocer la cantidad de agua útil en el perfil y la disponibilidad de nutrientes permite realizar aplicaciones informadas y eficaces.

“La humedad en el perfil es una de las principales variables que deben tenerse en cuenta, también los nutrientes con los que dispone el suelo, así se planifica mejor el momento de la fertilización. Sabemos si conviene aplicar durante la siembra, volear antes o hacerlo ya con el cultivo avanzado”, explica Diego Chiaraviglio, ingeniero agrónomo y contratista rural en Chiaraviglio Hnos.

En este sentido, resulta clave contar con maquinaria agrícola que pueda dar respuesta a las demandas variables de los cultivos en los distintos momentos de la campaña. Chiaraviglio aplica con un KIT Sembrador / Fertilizador Altina que le brinda una amplia capacidad de trabajo.

“El hecho de no tener que aplicar fertilizante con la sembradora y poder hacerlo con Altina me aumenta la capacidad operativa, porque hago más cantidad de hectáreas en menor tiempo. Sin dudas el impacto viene desde la capacidad de trabajo y el bajo costo que representa”, destaca el profesional.

MIRÁ TAMBIÉN:  Tecnoforraje desembarca en "ExpoCosecha 2021" con la picadora más avanzada del país

También Matías Cavadini, contratista rural en Los Toldos, Buenos Aires, hace referencia a las posibilidades que brinda Altina a la hora de fertilizar. “Con estos equipos, salvo que la lluvia haya sido torrencial y se encharque el suelo, podemos salir al campo inmediatamente después y aprovechar toda la humedad”, cuenta. Pero también plantea la situación a la inversa: “con un pronóstico certero podemos aplicar antes de una lluvia, ya que gracias a la operatividad de los equipos hacemos hasta 400 hectáreas por día, sin dejar a merced del clima la evaporación de los materiales”.

Por otro lado, el contratista bonaerense resalta la versatilidad del KIT Fertilizador / Sembrador, que en esta época del año le permite tanto sembrar pasturas y verdeos como encargarse de sus tareas de fertilización para mejorar rendimientos. “Ahora fertilizamos los verdeos que sembramos en marzo, en unos días empezamos a fertilizar trigo y cebada. Mientras tanto, estamos haciendo enmiendas con yeso y dolomita. No paramos nunca”, resalta.

Por otro lado, destaca la facilidad en la carga, el mantenimiento y la operatoria de estos equipos. “El ajuste de la máquina es sencillo, como máximo cinco minutos. Aplicamos sulfato de calcio en un lote, luego úrea en otro y después fósforo, todo en diferentes dosis, granulometrías, y con una calibración mínima: en cinco minutos la máquina está lista para trabajar en dosis variables o fijas”.

MIRÁ TAMBIÉN:  Crucianelli apuesta por el mercado brasilero y busca una inserción sólida

Y concluye: “el diferencial es que calibramos una sola vez por cada material. En cambio, los otros equipos deben calibrar cuando aumenta el viento, cuando cambian de material, cuando varía la velocidad. Nosotros tenemos la ventaja de una uniformidad de cobertura aún con días de vientos fuertes, rara vez nos hace parar”.

Comments are closed.