Durante la recolección, la pérdida de granos por parte de la cosechadora es una problemática recurrente posible de minimizar.

Por eso, el INTA Argentina recomienda estimar mermas productivas, adoptar buenas prácticas de manejo y calibrar adecuadamente los equipos.

Cabezales

En condiciones normales de recolección, el 70% de las pérdidas ocasionadas por la máquina se dan en el cabezal.

Por esta razón, su elección, mantenimiento y correcto ajuste resulta fundamental para aumentar la eficiencia de cosecha.

Agricultura de Precisión

Es de gran importancia la configuración y uso del piloto automático, y la correcta calibración del monitor de rendimiento, para lograr mayor eficiencia en el trabajo de la cosechadora y la obtención de un Mapa de Rendimiento de calidad.

Evaluación de pérdidas

Un aspecto fundamental durante la cosecha, es cuantificar los granos que se pierden e identificar en qué parte de la máquina, para luego regular adecuadamente la cosechadora y evitar mayores pérdidas.

Tránsito con flotabilidad

Una correcta elección en el tipo de neumáticos permite una menor compactación del suelo y generación de huellas.

Además, posibilita realizar la cosecha en lotes con falta de piso, minimizando condiciones que impactan en rendimiento del cultivo.

Limpieza de cosechadora

Es fundamental realizar una correcta limpieza de la máquina para evitar la propagación de malezas resistentes, lo que resulta más económico que el control químico de un lote.

Comments are closed.