En estos momentos los cultivos de soja están en muy buen desarrollo después de haber tenido las precipitaciones suficientes en las últimas semanas. No obstante, esa situación hace también que el salpicado de lluvia desde el rastrojo, en las horas de mojado foliar que tienen esos cultivos, los haga también más propensos al avance de los hongos. Cabe señalar que las condiciones climáticas propias para el desarrollo de hongos, son las mismas que para el desarrollo bueno de un cultivo: mucha humedad y lluvias frecuentes.

En lo que respecta a soja, los cultivos de primera están entrando en floración o formación de vaina y la recomendación pasa por profundizar el monitoreo. Se ha visto un incremento en altura de la mancha marrón de la soja, la principal enfermedad en los cultivos tempranos. Esto implica una decisión de control con un fungicida, a partir de un 25-30 % en altura que sería el umbral. Muchos de los cultivos están en esas condiciones de altura en estos momentos.

También hay algún inicio de Cercospora kikuchii (tizón foliar de la soja) y por lo tanto la misma aplicación de fungicida funcionará como mecanismo preventivo para proteger a los cultivos contra el mencionado hongo que puede causar problemas más importantes en el futuro.

MIRÁ TAMBIÉN:  Ombú mostró en Expoagro su nueva tolva, de dimensiones imponentes

Atentos con el maíz

En cuanto al maíz es necesario estacar que los cultivos de primera ya han pasado su etapa de floración y se advirtió presencia de roya (entre un 5 y un 40%). También se observó esta campaña, sobre el momento de floración, un incremento bastante importante del tizón foliar de maíz.

Sin embargo, es esperable un escenario similar para los cultivos de segunda porque el tizón foliar está ocasionado por un hongo que tiene un gran período de latencia.

En maíces tardíos se recomienda monitorear entre B4 y R1.

En ese sentido, si en las etapas vegetativas del maíz hay frecuentes lluvias y un elevado porcentaje de humedad, luego en floración se podrá observar a ese hongo actuando de una manera que produzca daño. Por eso se recomienda máxima atención para profundizar el monitoreo en el maíz, entre B4 y R1.

Comments are closed.