En un mundo donde los cambios se dan a una velocidad extraordinaria es difícil lograr correrse y comprender lo que está pasando, donde todos corren para no quedarse quietos, muchas veces sin un objetivo claro, para decir `estamos haciendo algo´. 

La innovación es crucial para lograr hacernos un espacio temporal en los mercados cada vez más exigentes, es crucial para hacer cosas realmente importantes de forma más eficiente. Pero innovar es extremadamente difícil: 7-8 de cada 10 iniciativas de innovación fracasan según el estudio de la consultora internacional Simon-Kucher.

Por qué es tan difícil innovar?

No es una lista completa, pero busca dar un marco inicial sobre los desafíos que tendremos que sortear para aumentar las probabilidades de tener éxito:

Factores Externos

  1. Más Innovadores: en los últimos años se ha incrementado la cantidad de empresas con iniciativas producto de la profunda transformación que ha traído la globalización, Internet, la digitalización y nuevas tecnologías que abren nuevos horizontes, así, al democratizarse el acceso a la innovación necesitaremos mucho más que una idea y mucha energía.
  2. Personas con habilidades y conocimientos: es escasa la propuesta formativa en temas de creatividad y metodologías de innovación, menos aún con experiencia, con lo cual tener equipos con determinados atributos es un tema a resolver como punto de partida para poder crear una cultura ágil.
MIRÁ TAMBIÉN:  Medio Chino incluye a Agroads en su informe Anual

Factores Internos

  1. Líderes audaces: requiere de un compromiso total por parte de los dueños y directores de las empresas, ellos antes que nadie, necesitan comprender el contexto y liderar el movimiento o transformación cultural de la organización.
  2. Equipo: es importante detectar las personas que se puedan desarrollar internamente, formarlas con capacidades duras y blandas, darles espacio, tiempo y objetivos claros. Si tenemos la posibilidad de traer un consultor externo puede ser una buena idea para guiar el proceso.
  3. Un plan estratégico: como dijimos anteriormente, innovar tiene grandes probabilidades de fracasar, entonces es fundamental sistematizar el proceso para poder repetirlo, fracasar lo antes posible hasta dar con el caso de éxito.

Las grandes empresas tienen los recursos para hacerlo, aunque le cuesta mucho el peso de la estructura, en las Pymes tenemos menos recursos, pero más agilidad. 

Algunas ideas prácticas para llegar a buen puerto:

  • Armar un equipo de 3 o 4 personas de diferentes áreas (debe haber alguien de tecnología, comercial, algún técnico y el dueño de la empresa liderando el proyecto, no necesariamente en el día a día)
  • Buscar asociarse con otros actores del sector: buscar ayuda en instituciones públicas como el INTA o en INTI, asociaciones o clubes como el Club Agtech y privados de manera que puedan compartir conocimientos y recursos.
  • Para innovar va a ser crucial relacionarte con tu cliente, comprender sus problemas, sus necesidades, verlo en el campo trabajando y encontrar oportunidades claras para desarrollar, es un error comenzar tirando ideas en una sala de reuniones, para ello la metodología design thinking es simple y muy poderosa de aplicar, poniendo como centro a nuestro cliente.
  • Comienza por proyectos pequeños, es necesario ganar experiencia y confianza, recuerda que es complejo y necesitas a un equipo comprometido y motivado.
MIRÁ TAMBIÉN:  TOP 10 fierros más buscaron en el 2016

Mi intención no es ser pesimista, es prepararte para afrontar desafíos extremadamente complejos. Seguramente fracases en varias de las iniciativas que lleves adelante, pero hay algo seguro, si no innovas el fracaso es inevitable en el tiempo. Innovar es intentar evolucionar, comprendiendo nuestras fortalezas y debilidades, para poder hacernos un lugar en el mundo.

Robert Rodríguez
CEO en Agroads

Comments are closed.