agroads

Acoplados Conese, un ejemplo de empresa familiar con la mira puesta en la innovación

Con 72 años de vida, Acoplados Conese ha logrado ganarse su lugar en el pabellón de las industrias de maquinara agrícola que se destacan por su estructura familiar.

Sin dudas, Mario (hacedor) junto a su esposa e hijas, todas ligadas a la firma, supieron transmitir esa pasión por el trabajo y los fierros que trasciende a Correa, localidad donde está ubicada, y la zona de influencia. La red de concesionarios lleva los productos Conese a todo el país, permitiendo que las innovaciones puedan lucirse en varias regiones productivas.

La filosofía de Conese puede resumirse en dos puntos trascendentales para todo negocio: confianza y compromiso. Por eso, la compañía decidió agasajar a concesionarios y clientes con un evento que convocó a la gran familia de Conese y también a Agroads, invitado especialmente a una ceremonia con incluyó cena y espectáculo humorístico, de la mano del gran “Popo” Giaveno.

Producción y sentido de pertenencia

Mario Conese se mostró muy emocionado en el diálogo mantenido con Agroads. “Siempre tuvimos la idea de agasajar a nuestros clientes y realmente eso nos lleva de orgullo”, destacó.

Y agregó: “somos una empresa con 72 años de existencia, familiar, con un personal que se adapta a nuestras costumbras y tiene la camiseta bien puesta, permitiendo que estemos bien posicionados en el mercado”.

Conese apunta a que la producción sea óptima, el producto salga terminado y el productor quede conforme con la mercadería. “Buscamos calidad y trabajamos muy fuerte para conseguirla”, remarcó.

Precisamente, entre los productos se destaca “Yo Tolva”, un desarrollo patentado que sorprendió a todos y que funciona de manera hidráulica e independiente de un tractor y además puede autopropulsarse.

“Yo Tolva”: características

«Yo Tolva» está formada por dos tolvas, una que contiene un sistema inoculador patentado y una cinta transportadora lo cual permite curar la semilla a medida que esta se traslada hacia la sembradora sin roturas ni daños en las mismas y la otra tolva con sinfín para el fertilizante.

A distancia, por medio de un control remoto, el trabajador podrá darle contacto y marcha al motor, marcha hacia adelante y hacia atrás, manejo de dirección (laterales), encendido/apagado del inoculador y la cinta, encendido/apagado del sinfín, apertura y cierre de boquillas.

De este modo permite cargar la sembradora con semilla inoculada y fertilizante en un solo paso reduciendo tiempos de trabajo, mejorando el sistema, eliminando esfuerzos, disminuyendo el consumo de combustible y se ha logrado eliminar la necesidad de un tractor para el trabajo de carga de sembradora

  Recomienda esto

Deja un comentario